Proyecto Zegache logo

Integrantes de los Talleres

Mi nombre es Mónica Galván Cruz, vivo con mis papas y un hermano, tuve la suerte de conocer y trabajar con el maestro Morales desde los inicios del proyecto, él restauro el templo y tenía el sueño de evitar la emigración pues antes era un pueblo de mujeres solas. Hay pueblos vecinos que tienen mucha riqueza y no tienen el conocimiento de restauración y ahorita estos talleres han funcionado muy bien porque la gente de pueblos vecinos ya conocen los talleres de zegache y hemos restaurado obras de otros pueblos, lo que me parece muy bonito y de gran valor pues conocemos las cosas que tienen otros pueblos.

 

Mi nombre es Antonio Ambrocio Salvador, tengo 38 años soy padre de familia tengo tres hijos pequeños de 4, 8 y 9 años, vivimos en casa de mis papas, antes de pertenecer a los talleres trabajaba en el campo pero es muy difícil mantener a la familia solo de las cosechas, después trabajé en la Fundación Cultural Rodolfo Morales como albañil. Gracias al apoyo que hoy recibo puedo mantener a todos los integrantes de mi familia, estar con ellos y no emigrar al norte. Puedo darles educación a mis hijos y estoy aprendiendo un oficio, si no estuviera no aprendería todo lo que he aprendido ni podría rescatar mi patrimonio.

Antonio Ambrocio Salvador
 

Mi nombre es Catalina Reyes, tengo 21 años estoy en el taller desde hace dos años y mantengo a mi mamá, mis dos hermanos y mis gastos, antes de entrar al taller trabajaba en casas haciendo limpieza, o en el campo en la siembra. Desde que estoy dentro de los talleres he aprendido muchas cosas como la restauración y a valorar la cultura que tenemos en el pueblo. Nuestra linda iglesia es uno de los patrimonios que nos identifica y nuestros hermosos retablos que todos contribuimos a su restauración, valoro mucho el apoyo que me dan pues es muy difícil encontrar trabajo y son años para superarte.

 
Angélica Patricia Ambrocio Méndez

Mi nombre es Angélica Patricia Ambrocio Méndez, tengo 20 años y llevo en el taller dos años, mi familia se compone de 4 personas mis papas, mi hermanita de 7 años y yo, todos dependen de mi apoyo mensual en los talleres, pues mis papas no pueden trabajar. Antes me dedicaba a ayudarle a mi mamá en las labores de la casa. Este proyecto nos apoya muchísimo no nada más a mi familia si no a todas las familias de los que trabajamos aquí, nos ayuda a que no emigremos a otra parte a buscar una mejor vida para nuestras familias. He aprendido muchas cosas nuevas, si se cerrara el taller tendría que emigrar para buscar la forma de mantener a mi familia.

 

Mi nombre es Hugo Aquino Hernández, tengo 24 años, vivo con mi esposa y dos hijos, actualmente me dieron la oportunidad de pertenecer a los Talleres Comunitarios de Zegache, antes de integrarme a ellos, trabajaba en el campo o haciendo trabajos de albañilería, ahora aprendo el oficio de carpintería, tallado en madera y restauración. Todo esto empezó cuando el maestro Rodolfo Morales restauro el templo de nuestra población, gracias a todo esto me ayudan a salir adelante a mi y a mi familia ya que en la ciudad de Oaxaca es muy difícil encontrar empleo por falta de estudios o por el sueldo que es muy poco, debido a esto muchos deciden emigrar a los Estados Unidos, gracias a los talleres por ayudar a los que vivimos en esta población y darnos una opción de trabajo en nuestro propio pueblo.

Hugo Aquino Hernández
 
Ofelia Chávez Ino

Mi nombre es Ofelia Chávez Ino llegué al taller hace 3 años con la intención de aprender cosas nuevas y que beneficien a mi población, he aprendido a valorar las cosas de nuestra iglesia y a entender de que están hechos, así como la delicadeza con que fueron hechos por otras personas. En los talleres he aprendido diferentes cosas sé hacer una reproducción de espejo del SXVIII, así como la restauración de pinturas que es muy interesante. Los talleres me han apoyado mucho, yo soy madre soltera tengo una hija pequeña y vivo con mis papas y mis hermanos en total somos 8 personas, todas dependen de mi económicamente pues mis hermanos están estudiando y mi papá ya no puede trabajar. El trabajo en los talleres me permite estar con mi hija pues su papá se fue al norte emigro e hizo otra familia olvidándose de nosotras, lo que me deja a mi como el único ingreso y la única responsable de ella.

 

Mi nombre es Estanislao Chompa Mendoza antes de pertenecer al taller emigré a los Estados Unidos por más de tres años, busque trabajo pero no tuve suerte me enfrenté a muchos obstáculos como el idioma y la discriminación, era indocumentado y no teníamos ni un seguro de vida y en los trabajos que hacíamos siempre se arriesgaba nuestra vida. Al regresar a mi comunidad por que ya no encontré trabajo allá, ingrese al taller y para mi ha sido muy bueno pues he aprendido muchas cosas que me están ayudando a desarrollarme como persona, y a la vez tengo un beneficio económico para el sustento de mi familia, estoy casado con dos hijas que están estudiando, a veces sembramos maíz pero es de temporal y no alcanza para mantenerlas. Los talleres me capacitan y me ayudan a salir adelante solo me queda agradecer esta oportunidad y aprovecharla al máximo.

 

Mi nombre es Paula Montes Lorenzo Soy viuda y de mi dependen mis tres hijos. Con el apoyo que nos brindan he podido sacar a mis hijos adelante, pero también me ha servido de mucho. Antes yo me dedicaba a vender tortillas para poder sobrevivir porque mis hijos eran muy pequeños y no podía dejarlos solos en la casa, después me puse a trabajar en la Ciudad de Oaxaca, pero me pagaban muy poco y nunca me alcanzaba más que para lo básico. Ahora es diferente puedo estar con mis hijos y estoy muy agradecida por que lo que hacemos es muy bonito y el apoyo nos ayuda mucho.

 

Mi nombre es Misael Ventura Bejarano recuerdo que cuando entré no sabía nada, ni lo que era la restauración, ahora sé muchas cosas, y en verdad que lo que hago es muy bueno así puedo darme cuenta que el arte es algo bueno y muy interesante pero sobre todo, aprendí a rescatar algo que es muy dañado. Con el apoyo que me dan ayudo a mi familia, somos 12 integrantes, y yo no pude estudiar por eso es muy importante el apoyo que me dan aquí.

Fortino Misael Ventura Bejarano
 

Mi nombre es Erick Galván Peralta Tengo 23 años para mí es muy importante el apoyo que la fundación nos brinda por que con esto puedo seguir aprendiendo mucho sobre la restauración y carpintería, además porque con mi apoyo ayudo a mi familia, vivo con mi papá y un hermano pequeño , una tía y mi sobrina. En total somos 6 integrantes, mi mamá y un hermano mayor emigraron al norte y es muy difícil su condición es por eso que yo valoro mucho el apoyo pues estoy con mi familia y en mi comunidad.

 
Celina Pérez Benito

Soy Celina Pérez Benito, tengo 34 años y llevo 8 meses trabajando en el taller, en él, he aprendido muchas cosas acerca de restauración y muchas cosas mas, yo no tuve la oportunidad de seguir estudiando y siempre trabaje en el campo, después en la ciudad de Oaxaca realizando trabajos de limpieza, pero el sueldo era muy poco ya que de mi dependen mis dos hijas a las que por trabajar fuera casi no las veía y las descuidaba mucho, gracias a la Fundación por darme esta valiosa oportunidad, mi economía a mejorado y también ahora puedo estar mas tiempo con mis hijas.

 

Mi nombre es Sabina Chompa Ambrocio y tengo 32 años de edad y trabajo en los Talleres Comunitarios hace apenas unos meses, en el año 2006 tuve la necesidad de emigrar a los Estados Unidos dejando a mis hijas a cargo de su tía, ya que era difícil y peligroso llevárselas, fue muy duro para mi estar lejos de ellas y para ellas estar lejos de su madre, pero la situación económica y la falta de empleo nos obligan a separarnos de la familia. Hace cuatro años regrese, para poder estar con ellas, pero la vida acá sigue igual de difícil, encontrar empleo sin tener estudios es bastante duro, a mi esposo se le hizo muy difícil encontrarlo, gracias a los Talleres Comunitarios ahora tengo una beca y así puedo ayudarlo económicamente, ya que tenemos dos hijas que están estudiando, una en bachillerato y otra en primaria y los gastos son demasiados para una sola persona que gana lo mínimo, los talleres dan oportunidad de aprender y aportar dinero en casa para poder mejorar el estilo de vida, espero seguir aprendiendo cosas nuevas para hacer un mejor trabajo y más que nada para poder darles estudios a mis hijas ya que yo no tuve esa oportunidad de seguir estudiando por la falta de dinero, por eso estoy muy agradecida con las personas encargadas de apoyar a los Talleres de Zegache ya que son varias las familias que dependemos de este proyecto.

Sabina Chompa Ambrocio
 
Pablo Díaz Hernández

Hola mi nombre es Pablo Díaz Hernández, llevo ocho meses en los Talleres Comunitarios de Zegache y la verdad me da mucho gusto formar parte de este taller, pues aparte de que aprendo muchas cosas, también estoy recibiendo un apoyo que me están brindando, pues de este apoyo depende mi familia, vivo con mis padres que son campesino, con mi mujer y mi pequeño bebe. Le doy gracias a los talleres por la oportunidad de formar parte de el y mas que nada por permitirnos a mi y a mis compañeros el aprender los oficios que en el se trabajan y que mejor que en nuestro propio pueblo, gracias…

 

Hola mi nombre es Erick Hernández Bartolo, tengo 20 años y estoy muy agradecido con esta oportunidad que me dieron para poder formar parte de los Talleres, mi papá salió fuera a trabajar para poder mandarnos un poco de dinero y sacarnos adelante, yo quería seguir estudiando pero ya no tuve esa oportunidad, esto mismo me llevo a iniciar una vida en pareja y ahora tengo una bebe, mis padres nos apoyaban mucho para salir adelante, pero ahora que tengo esta oportunidad voy a echarles ganas para sacar adelante a mi familia porque mi hija y esposa dependen de mi para salir adelante y no nos falte nada, gracias por esta oportunidad que me dieron, no llevo mucho tiempo formando parte del proyecto, por ahora tengo solo días pero estoy aprendiendo muchas cosas y voy a echarle muchas ganas más, gracias.

Erick Hernández Bartolo